Mundo Chillón + Kike Tormenta divendres 24 de febrer a les 23h

CARTELL-LAFADA-MUNDOCHILLON_24-02-2017

Pedro Chillonkike-Tormenta-sala-siroco-30-10-2015_10

8_porta

Tras la desconcertante gira de presentación de su segundo disco “De Madrid al Suelo”, el pavoróso éxito de su viaje al pasado en el “Pequeño gran Bingo Musical Chillón” y el clamor suscitado en su tourné por el cono sur, viviendo en el periplo más aventuras que Doraemon;

Mundo Chillón torna a Andorra!

Suenan las alarmas y corren a esconderse las personas de bien, se presignan las estatuas y los mafiosos pagan por protección, porque regresa con nuevas canciones y quien sabe si con aun más barba. Curado de espantos y curtido en mil batallas, dispuesto a reclamar el puesto que por propio derecho se ha ganado, asolará inmisericórdemente el cerebro de los temerarios asistentes que, venciendo a las oleadas normalizadoras que todo lo claman, se atreven a asistir a semejante recital.

Vengan dispuestos a cualquier cosa y salgan con la seguridad de que no les sirvieron un plato precocinado.

Así, acompañado a Mundo Chillón en su cruzada por alacanzar las más altas cotas de la irrelevancia, se sabrán cómplices de su epopeya y podrán decir que una noche se asomaron sin recato a los ojos dels abismo.

<pero aquí no acaba todo, la áspera experiencia chillona se verá modulada por la presencia de kike Tormenta, habitante de la escena y fabricante de canciones que tendrá la difícil tarea de conseguir que ir a ver a Mundo Chillón valga la pena.

Kike Tormenta se dió a conocer en 2006 con la publicación de su primer LP “Despierto De Repente”, bajo el apodo de “Todo O Nada”, causando gran impacto en crítica y público debido a La originalidad, compromiso y capacidad comunicativa y pasionalde su propuesta lírica y musical. Desde entonces no ha dejado de girar por el estado español con más de 200 conciertos, llegando con algunos de los artistas más representativos.

Tiene un estilo propio, con letras personales y crudas y músicas entorno al Rock recordando en momentos a Bob Dylan en su faceta más punk y pasional e incluso a antonio Vega en lo nostágico de su personaje.